Salud articular y osea

Beneficioso para huesos, cartílagos y articulaciones

salud-articular-osea-omega-3
El aceite de krill previene los dolores articulares gracias a la fosfatidilcolina

Los factores nutricionales son fundamentales para mantener en buena salud los huesos, cartílagos y articulaciones durante toda la vida. Los Omega 3 desempeñan un papel principal a la hora de reducir el riego y la gravedad de las enfermedades y los trastornos óseos y articulares. Los Omega 3 se consideran eficaces en la reducción de la intensidad de los dolores articulares, la duración de la rigidez matutina y el número de articulaciones doloridas y blandas que se han detectado en pacientes con enfermedades inflamatorias articulares.

El aceite de krill ofrece Omega 3 en su forma fosfolípida, principalmente como fosfatidilcolina. La fosfatidilcolina es esencial para el transporte de ácidos grasos desde el hígado a los tejidos y tiene un impacto sobre la distribución de los ácidos grasos a los distintos órganos y tejidos. Sin la presencia de la fosfatidilcolina, el transporte de los ácidos grasos a los tejidos se ve modificado. Como el aceite de krill es rico en fosfolípidos Omega 3, y éstos son más disponibles que los Omega 3 de los aceites de pescado, son más eficaces en el mantenimiento de la salud ósea y en la reducción de los síntomas y gravedad de las inflamaciones articulares.

 

Continuar leyendo…