El trastorno de déficit de atención (TDAH) y el omega 3

aceite-de-krill-tdahEl cerebro es el centro de control del cuerpo humano y esta en continuo crecimiento y cambio. Los Omega 3 son cruciales para el desarrollo del cerebro.

Desde antes del nacimiento y durante la toda infancia, la aportación de Omega 3  ha demostrado ser esencial para la correcta formación del cerebro. Los niños y adolescentes que tienen problemas para concentrarse suelen tener niveles bajos de Omega 3 en la sangre.

Las investigaciones realizadas sugieren que los suplementos de Omega 3 tienen un impacto positivo en el comportamiento y en el aprendizaje, y ayudan a los niños a concentrarse.

aceite-de-krill-dha-tdah

Estrés
Los niños se enfrentan cada vez a una mayor presión por tener éxito escolar. Este estrés puede provocar agotamiento y depresión en edades muy tempranas. Los ácidos grasos Omega 3 DHA ayuda a reducir el estrés, mediante el control y la reducción de mediadores de estrés corporales, como hormonas y moléculas pro-inflamatorias.

Ensayos clínicos han demostrado la capacidad de prevenir la agresividad y la hostilidad inducida por el estrés. Después de 6 semanas con suplementos de ácidos grasos Omega 3, la percepción del estrés se redujo significativamente en comparación con el grupo placebo. Este estudio demuestra que los ácidos grasos Omega 3 tienen un papel protector contra el estrés, lo que sugiere que el aumento de la ingesta de ácidos grasos Omega 3 nos ayuda a controlar el estrés diario.

Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
Los ácidos grasos Omega 3 son muy importantes para los niños, especialmente para su cerebro. Los niños necesitan ácidos grasos Omega 3 para desarrollar la capacidad de aprendizaje óptimo, la inteligencia y para mantener la atención y la concentración. Un desequilibrio en el espectro de ácidos grasos Omega 3 se encuentra en el origen del trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) en los niños.

Los ácidos grasos Omega 3 no sólo tienen propiedades antiinflamatorias, también pueden alterar la composición y la fluidez de la membrana celular del sistema nervioso central. En la South Australia University, el Dr. Milte y su equipo investigaron la relación entre los niveles de los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 en los glóbulos rojos y el aprendizaje y el comportamiento en 75 niños de entre 7 y 12 años con TDAH. Encontraron que un índice más elevado Omega 3 indicaba menor ansiedad y timidez, y mejor habilidad lectora. También encontraron que un mayor contenido de ácidos grasos Omega 6 ”malo” en los glóbulos rojos de estos niños estaba asociado con pobres resultados en la lectura, en menor aprendizaje de vocabulario y memorización, la capacidad de ortografía más baja y menos atención. Este estudio fue el primero en comparar el índice de Omega 3 en los niños con TDAH con y sin dificultades de aprendizaje, y en apoyar la idea de aumentar la ingesta de ácidos grasos Omega 3 en los niños con TDAH.

Más recientemente se ha realizado un estudio científico sobre más de 100 niños de 12 escuelas de Durham. Como se puede ver en el documental de BBC Horizon ”La mente humana… y como aprovecharla al máximo”, el omega 3 puede ser crucial para que los síntomas del TDAH desaparezcan. Un claro ejemplo es el de Elliot, un niño de nuevo años que participo en el estudio. Al igual que el resto, tomo varia perlas de Omega 3 durante el curso, después de las comidas, durante seis meses. Antes del estudio, Elliot no podía seguir el ritmo de la clase y de sus compañeros, y en casa solo podía ver la televisión pero en constante movimiento. Según su madre y sus profesores, el cambio fue radical. Después del estudio con Omega 3, Elliot no tiene ningún problema en clase, y se ha convertido en un fan de Harry Potter, acudiendo todos los días a la biblioteca después de clase.

En la actualidad, se ha realizado un meta-análisis incluyendo ensayos con suplementos de ácidos grasos Omega 3 para niños con TDAH. En los 10 ensayos clínicos, que involucraron un total de 699 niños, los niños con TDAH mostraron una significativa mejora de los síntomas del TDAH. El tamaño de la dosis de EPA mostró estar totalmente correlacionado con la eficacia del tratamiento. Los suplementos de Omega 3, particularmente con dosis altas de EPA, puede ser eficaz en el tratamiento del TDAH.

Agresividad
aceite-de-krill-neuronasTambién se ha producido un aumento espectacular de la agresividad y la violencia entre los niños en edad escolar, conocido actualmente como ”bulling”. Ahora se evidencia una conexión entre una dieta baja en ácidos grasos Omega 3 y la agresividad y el potencial violento de los niños.

Equipos como el Dr. Hibbeln se dedican a investigar la relación entre la dieta y la agresividad. La comunicación entre las células nerviosas depende de neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina. Los ácidos grasos Omega 3 son muy largos y flexibles, y cuando se incorporan en las membranas de las células nerviosas, estas se vuelven más elásticas y fluidas, de manera que las señales pasan a través de ellas de manera más eficiente.

Deficiencias en el desarrollo de DHA y EPA pueden reducir los niveles de neurotransmisores en períodos
críticos del desarrollo neurológico, y pueden dar lugar a una serie de deficiencia, que pueden manifestarse como respuestas alteradas al estrés, incluyendo alteraciones en la frecuencia cardíaca y una presión arterial alta. Esta deficiencia se puede compensar con la complementación a base de ácidos grasos Omega 3 durante el desarrollo temprano, como prevención de la agresividad y la hostilidad.
AntartiKrill 60 perlas

Una dieta equilibrada que incluya el consumo regular de pescado es la base para una buena salud en los niños. Sin embargo, muchos niños no les gusta el sabor del pescado, lo que aumenta el riesgo de no obtener suficientes ácidos grasos Omega 3 de origen marino. Una alternativa segura y saludable es complementar con aceite de krill Antartikrill. Las perlas son muy pequeñas y fáciles de tragar y el número de perlas es mínimo gracias a la eficacia del aceite de krill Antartikrill en comparación con los aceites de pescado convencionales. Además, el aceite de krill Antartikrill no crea el molesto retrogusto a pescado.

 

Productos relacionados:

Deja un comentario